Un poco de historia del Agua de Cantalar

El nacimiento de Agua de Cantalar se encuentra a 1750 metros de altitud en el paraje denominado Villafuerte, del Calar de la Santa, dentro del término municipal de Moratalla, en el noroeste de la Región de Murcia.

La autorización para poder explotar comercialmente el Agua de Cantalar data del 15 de Enero del año 1.891, y fue publicada en la Gaceta de Madrid el 22 del mismo mes. La repercusión de dicha noticia en aquella época se debe a dos características únicas de dicha agua. Por un lado su carácter de agua bicarbonatada, alcalina y lírica, y por otro, la excepción que supuso la comercialización del agua de un manantial el cual no disponía de balneario, requisito obligatorio por aquél entonces.

El balneario se decidió no poner en marcha debido a la dificultad de acceso al manantial y por la temperatura a la que el agua salía a la luz, de unos 10ºC. La puesta en marcha de su comercialización supuso una inversión en maquinaria de tecnología muy avanzada en aquella época, disponiendo de distintos formatos de botella y etiquetado. Fue un gran impulso económico para la zona.

A lo largo de estos más de 120 años de existencia del Agua de Cantalar, muchos han sido los artículos publicados en periódicos y revistas hablando de las características únicas de dicha agua. Como ejemplo, éste publicado en el periódico regional “El Siglo Nuevo” el 6 de septiembre del año 1.914:
"El uso constante de este agua, favorecido por su grato sabor, ha demostrado en diferentes enfermos que mantiene su sangre con el grado de plasticidad óptimo necesario para llevar una vida saludable. Facilita la digestión, quitando acidez al jugo gástrico. Aumenta el nivel energético en los casos de dispepsia, anorexia, flato y otras enfermedades del aparato digestivo. Da fluidez a los elementos de la bilis, impidiendo su condensación. Facilita las secreciones, cortando la formación de cálculos y concreciones, contribuyendo a su disolución la litina. Libra de obstrucción el bazo, corrige sus afecciones y las de los riñones y el hígado, determina una influencia beneficiosa sobre los infartos de todas las vísceras y sus inflamaciones crónicas."

Dadas sus características minero-medicinales anteriormente descritas, el Agua de Cantalar se llegó a comercializar en farmacias durante muchos años.